lunes, 5 de mayo de 2014

Così fan tutte en el MET, 30 de abril de 2014.

Me confieso incurable amante, admirador y hasta fanático de todas las óperas de Mozart, en especial de las tres que compuso en colaboración con Lorenzo Da Ponte.
Così fan tutte es la ópera en la que Mozart se aleja más del estilo instrumental para acercarse al estilo operístico que prevalecería en el siglo XIX. No por ello abandona la forma sonata, por ejemplo en el quinteto del primer acto “Sento oddio, che questo piede” o en el dueto de seducción de Guglielmo a Dorabella “Il core vi dono”, a la vez Mozart busca nuevas formas musicales, por ejemplo en el sexteto del primer acto “Alla bella Despinetta” o en el dueto de seducción de Ferrando a Fiordiligi “Fra gli amplessi”. El uso de Do mayor como tonalidad principal de la ópera, por lo que la tríada Sol–Mi–Do recurre continuamente, permite que la exploración tonal de Mozart llegue hasta La bemol mayor que usa en el sublime canon del final del segundo acto “E nel tuo, nel mio bicchiero” De los 30 números, 19 son ensambles, por lo que es necesario que los seis personajes sean muy eficientes en ellos, a la par que grandes cantantes que puedan ejecutar adecuadamente las arias. Mozart salpica la partitura con parodias de la opera seria aquí y allá; por el texto Smanie implacabili podría parecer un aria de la Elettra de Idomeneo, pero Mozart modifica la orquestación y la tonalidad de modo de cubrir a Dorabella de un velo de simpatía. Come scoglio es una típica aria de símil de una ópera de Metastasio, y aunque es endiabladamente difícil de cantar la supera en dificultad, belleza y expresión el rondò “Per pietà, ben mio perdona” en el que Fiordiligi nos muestra que ya no resiste la tentación. El libreto es el más personal de Da Ponte y está lleno de citas obvias, como la de Metastasio en el segundo trío de Don Alfonso y los soldados, y otras no tanto, como la entrecomillada de Sannazaro que Don Alfonso entona en recitativo secco después del hermoso trío “Soave sia il vento”. En resumen, quienes deciden no ver u oír, u oír y ver esta ópera por razones de incredulidad o sexismo, se pierden de una de las maravillas del mundo de la ópera. Allá ellos.
La producción de Lesley Koenig, estrenada en 1997 para enmarcar el debut de Cecilia Bartoli en el MET es en realidad muy buena, pues ayuda en todo momento a que historia y partitura fluyan todo el tiempo sin distraer al público. La encuentro coherente con las indicaciones escénicas de la partitura y el libreto y un minimalismo que en nada contradice lo que oímos en la música.
El éxito de una producción de Così fan tutte es función directa de la calidad vocal y dominio del estilo mozartiano de los cantantes. Los seis deben ser excelentes tanto en sus números solistas como al fusionar sus voces en ensambles. En muchas ocasiones alumnos de conservatorios o de escuelas de canto “ponen” esta ópera y siempre rehúso cualquier invitación a una función pues creo que Così es una comedia muy seria, de verdad muy seria, como para ensayarla con cantantes inexpertos.
Susanna Phillips (Fiordiligi) es una joven soprano americana que nos mostró un maravilloso dominio de las acrobacias vocales de “Come Scoglio”, así como la ternura y fragilidad requeridas por “Per pietà”. Durante el primer acto el volumen de su voz destacaba en los números de conjunto; afortunadamente algo bueno pasó en el intermedio ya que en el segundo acto su voz ensambló perfectamente con las de los otros cantantes.
La mezzosoprano Isabel Leonard (Dorabella) es una de las nuevas cantantes que pueblan esta maravillosa cuerda. Su interpretación fue vocalmente impecable y su actuación maravillosa al hacernos ver con sus gestos faciales y movimientos corporales que ella era quien tenía que caer primero. Con mezzosopranos de la talla de Leonard, Garanca, Kozena y tantas otras que engalanan nuestra vida musical, ¿quién necesita contratenores para Sesto, Idamante o Aminta?
Danielle de Niese fue una muy buena Despina, aunque un punto debajo de las hermanas. El diseño de este personaje en la producción de Koenig es lo único que puedo reprobar, pues está basado en la comicidad de los tres chiflados sin ser necesario. 
Matthew Polenzani (Ferrando) quien se acerca a marchas forzadas al record de papeles que tiene Plácido Domingo –sobre todo si le da por cantar roles de barítono–  creció del primer al segundo acto, “Un’aura amorosa” estuvo más bien blanda, pero en “Tradito, schernito” ya logró mejor sonoridad, ¿o sería que las maderas de Mozart provocaron un momento mágico en este momento?
Rodion Pogossov (Guglielmo) ha crecido enormemente desde que lo vi hace años como Fiorello, sin embargo, al igual que en “E nel tuo, nel mio bicchiero”, en el que es quien interrumpe el momento más sublime de la ópera, aún tiene tiempo para llegar ser un buen barítono mozartiano.  
El que estuvo estupendo fue Maurizio Muraro (Don Alfonso), apareciendo vocalmente y en escena siempre como esa serpiente que controla los eventos en el jardín del bien del mal en el que convierte al inicialmente arcádico jardín de las hermanas.
El regreso de James Levine es más que bienvenido dada su calidad innegable, sin embargo creo que sus tempi son más lentos que nunca, también noté una cierta dificultad en disminuir el volumen de timbales y trompetas, muy fuertes en el primer acto, pero adecuadas en el segundo –benditos intermedios.

En resumen, fue una buena función, no de las mejores que he visto en mi vida, pero satisfactoria, aunque también reconozco que cuando juzgo alguna función de las óperas de Mozart soy más bien algo tiquismiquis. En broma dije a unos amigos que el resultado en términos futbolísticos fue: Hermanas 2 – 0 Soldados, arbitraje sin problemas.

1 comentario:

  1. Ahora y pronto, se estrenará la próxima semana, podremos ver en México, "Teatro de las Artes" del Cenart, una producción que repondrá la que se estreno en Puebla, el año pasado según creo recordar. Con la dirección musical de Fernando Lozano y la puesta en escena de Luis de Tavira, jesuita a quién solo le falto recibir el sacramento de la Ordenación sacerdotal, que está entre los más interesantes creativos teatrales con los que contamos en nuestro país. Esperamos que un experto en la obra mozartiana que la ha visto tantísimas veces se atreva a acercarse a esta propuesta. ¡No te rajes Jalisco

    ResponderEliminar